domingo, 13 de enero de 2013


 ¿Qué es la  Ecored Hoya Buñol?

La Ecored Hoya de Buñol está formada por personas que queremos 
construir los cimientos y los pilares de una nueva economía popular creada desde la base, por y para los de abajo fomentando la 
solidaridad y las relaciones entre las personas.

Además de las personas contamos con una herramienta fundamental para poner en práctica esta nueva economía popular, que es el Banco de Intercambio y con la celebración periódica de Mercados de Intercambio.

Nuestro Banco de Intercambio está integrado en el Sistema de Intercambio Comunitario (CES por sus siglas en inglés) que es una red de intercambio comercial global, con más de 350 grupos locales, basada en la comunidad, que utiliza un dinero diferente al que estamos habituados, un sistema de intercambio alternativo, paralelo, local, comunitario o complementario. En resumen, el CES es un nuevo sistema monetario.

Existen muchos sistemas de intercambio similares por todo el mundo, también llamados comúnmente Sistemas de Intercambio Comunitario, Sistemas de Intercambio Comercial o simplemente Sistemas de Intercambio Local ( SIL  ó LETS, por sus siglas en inglés), las redes SOL (Sistema de Organización Local), sistemas comerciales de Crédito Mutuo o Bancos de Tiempo.

La principal diferencia entre estos sistemas que utilizan moneda social y los del dinero convencional es que el área de influencia del dinero está restringida normalmente a un área geográfica u organización. El dinero en los tipos de monedas complementarias mencionadas no “existe” como el dinero convencional por lo que no hay necesidad de que haya producción y abastecimiento de este, y por tanto no necesitas de él físicamente para empezar a comerciar.

El dinero en estos sistemas complementarios es un medio de seguimiento retrospectivo que mantiene un registro de quién hizo qué y a quién, y quién vendió qué a quién. Por lo tanto nunca puede haber una escasez de dinero y el dinero no tiene por que ser emitido por un actor externo (bancos o gobiernos), fuera del circuito de compradores y vendedores. Por esta razón el dinero y el crédito son gratuitos, ya que los compradores y los vendedores lo “crean” en el momento del intercambio.

Existen muchos tipos diferentes de sistemas de monedas complementarias que están creciendo en popularidad por todo el mundo. Algunos usan monedas “fuertes”, esto es cuando el grupo emite billetes y moneda para un uso interno; otros utilizan el tiempo como moneda prescindiendo de los billetes; y otra opción es la de otros que usan una moneda “virtual” que registra los valores de los servicios y bienes intercambiados como en nuestro caso.

Las monedas complementarias fomentan la riqueza real de las comunidades y reconstruyen un sentido de la valía y de la autoestima entre los usuarios. Por todo el mundo estas monedas han demostrado generar una sensación amplificada de revitalización en todos los sectores de las comunidades que las están manejando. Mientras que estos sistemas de intercambio podrían tener alguna ligera diferencia funcional en cada uno de estos sectores, sin duda tienen una relevancia en cada uno de ellos.

Desde el cuidado de niños hasta clases de kárate, acompañamiento telefónico, programación informática, jardinería, reparaciones del hogar, y un largo etcétera, tanto servicios como bienes o productos de elaboración propia , todo lo que nuestro trabajo y nuestra imaginación sea capaz de producir puede ser ofertado en el Banco de Intercambio y generar riqueza. De esta manera una moneda social comunitaria funciona como una moneda suplementaria, creando un flujo adicional de valor en una comunidad. Cuando se complementa el movimiento de efectivo convencional con una moneda local, una comunidad puede mantener una ocupación de empleo total y protegerse de los cambios y las fluctuaciones de la disposición de moneda nacional.


Yo te ayudo, tú ayudas a otro y algún otro me ayuda a mi. Los receptores de ayuda se convierten, a su vez, en proveedores de ayuda. Lo que siembras es lo que cosechas. La moneda que ganas ayudando a otros puede usarse para recibir servicios o ayuda de un tercero o comprar bienes en venta. Cuando gastas moneda de tu comunidad, algún otro la gana.

Ventajas del Sistema de Intercambio Comunitario


Aquí se presentan algunas de las ventajas de la utilización del Sistema de Intercambio Comunitario:

- Proporciona otra fuente de ingresos.

- Sirve para paliar el desfase monetario que existe entre las habilidades/ oferta/ talentos/ regalos de los vendedores por un lado y las carencias/ necesidades/ requisitos de los compradores por el otro. El dinero convencional normalmente no puede subsanar esta desviación porque su suministro está limitado o no hay.

- Crea comunidad.

- La moneda social es abundante y nunca puede escasear.

- La moneda social nunca puede estar en superabundancia y generar inflación.

- Es democrático: Devuelve “el poder del dinero” a la gente.

- Asigna el dinero democráticamente.

- Erradica la usura. Su dinero es “gratis” (esto es, libre de intereses).

- Mantiene la riqueza donde fue creada.

- Elimina timos, robos, y fraudes (de dinero).

- Proporciona una red de apoyo y solidaridad.

- Elimina el problema de vendedores que no reciben su pago por lo que suministran.

- Conecta las cuentas de compradores y vendedores instantáneamente.

- Promueve la honestidad porque a nadie le puede “faltar el dinero”.

- Equilibra el campo de juego: Todo el mundo empieza de cero y aquellos que ofrecen valor real a otros son los que se hacen “ricos”, no los que no ofrecen nada si no que adquieren su riqueza especulando con la moneda.

- Confiere preferencia a los proveedores locales.

- Suprime los gastos de transporte de mercancías de largas distancias porque se centra en lo local.

- Destruye la noción de que la fuente de dinero es un trabajo remunerado: La fuente de dinero es la provisión de valor entre dos personas, el servicio que una persona presta a otra.

- Moviliza la riqueza real de una comunidad: El conocimiento y las habilidades de su gente es la verdadera riqueza de una comunidad.

- Fomenta la autoestima, y la confianza en uno mismo y en los demás.

- Fomenta la igualdad y la justicia social…

y mucho, mucho más…

¿Cómo funciona el Banco de Intercambio?


El objetivo del Banco de Intercambio es el de facilitar el comercio sin la necesidad de usar monedas nacionales convencionales, y erigir un sentido de comunidad al mismo tiempo.

Por “comercio” entendemos la actividad comercial normal de vender bienes y proporcionar servicios de “productores”, “vendedores” o “proveedores” y la adquisición de estos por “compradores”, “clientes”, “pacientes”, “consumidores”, etc.

El Banco de Intercambio ofrece dos funciones básicas:

Es un sistema bancario y de moneda social a través de internet.

Es un “mercado” donde la gente vende bienes y servicios.


Aunque el Banco de Intercambio está basado en internet también puede funcionar para aquellos que no tienen ordenadores. Cada usuario consigue un número y una contraseña, y esto les da acceso a sus cuentas en la página web del CES. El portal funciona como un verdadero servicio bancario en internet. Los participantes pueden ver sus saldos actuales y obtener un extracto de cuenta. También pueden hacer un seguimiento de la posición de mercado de los otros.

Los bienes y los servicios se publican en la página web a través de la “Lista de ofertas“. Los participantes revisan esta lista, o hacen una búsqueda, y si encuentran algo que quieren contactan con el vendedor quien entonces proporciona los bienes o los servicios. El cobro de la transacción lo efectúa el vendedor quién carga directamente el importe de la venta en la cuenta del comprador o bien se genera un recibo como recordatorio de la transacción para posteriormente debitarlo en la ficha del comprador. Esto incorpora crédito a la cuenta del vendedor y débito en la cuenta del comprador. Las cuentas registran estos débitos y créditos, ofreciendo un saldo de cuenta después de cada transacción.

Las personas que no tienen ordenador pueden interactuar con el sistema por medio de la figura del coordinador de zona que se encarga de realizar las operaciones en su nombre.

Para garantizar que los compradores sin escrúpulos no se aprovechen del sistema, los detalles de cada posición de deudor/acreedor general de los usuarios están a disposición de todo el mundo. Las estadísticas de comercio general están también disponibles para mostrar cuantas transacciones se están produciendo.

Además se introducen unos límites de saldo tanto positivo como negativo.

La página web proporciona toda la información necesaria para contactar con otros usuarios.

Hay también una “Lista de demandas” donde los participantes pueden anunciar los bienes y servicios que requieren.

Las transacciones en este sistema no exigen ningún flujo de dinero, ni por parte de la comunidad en su totalidad ni por parte de cada participante. En vez de utilizar una moneda “palpable”, la cual entonces se ha de asignar usando alguna otra fórmula, la moneda de este sistema se basa en el simple registro de los valores intercambiados en la transacción. En consecuencia el dinero en este sistema se crea en el interfaz de transacciones y se registra como créditos para los vendedores y débitos para los compradores.

Existen grupos de intercambio del CES en varios países del mundo. Cada grupo de intercambio funciona independientemente del resto pero los miembros de un grupo pueden realizar transacciones en otros, facilitando que las monedas CES sean tan versátiles como las monedas convencionales.

Las monedas locales son unidades de baremo más que mercancías susceptibles de ser mercadeadas como las monedas convencionales. Sin embargo, para otorgar todo el sentido a estas monedas para los usuarios, su valor se fija respecto al valor de las monedas nacionales. Esto se hace simplemente para tener un punto de referencia. Aunque no están de ningún modo vinculados obligatoriamente a las monedas nacionales y se desviarán de ellas con el transcurso del tiempo.

No hay ninguna regla para poner precios en el CES. La ley de la oferta y la demanda prevalece. Sin embargo, en el contexto del CES, ciertos servicios que de otra manera no se valorarían mucho, podrían aumentar su valor debido a su relativa escasez. Otros servicios que fuera del CES son caros podrían ser más baratos en el CES porque el proveedor desea atraer clientes.


Un ejemplo de una Transacción:

Necesidad: Su coche requiere un cambio de aceite.

Paso 1: O bien lees toda la Lista de Ofertas o realizas una búsqueda para ver si alguien está ofreciendo cambios de aceite o mantenimiento de coches. Alguien está ofreciendo cambios de aceite por 20 ECOs (este es el nombre de la moneda social en nuestro Banco) pero usted debe aportar su propio aceite y filtro.

Paso 2: En la Lista de Ofertas seleccionas el nombre de la persona para obtener los detalles de contacto. Llamas a la persona (el “vendedor”) y convienes una fecha y hora y un lugar para el cambio de aceite.

Paso 3: El cambio de aceite se lleva a cabo y se rellena el comprobante de transacción, que implica un reconocimiento de la deuda por parte del comprador, y que cada uno conserva su parte del talón como comprobante y resguardo de la operación.

Paso 4: Usted se va, satisfecho por que su coche tiene aceite nuevo. El vendedor entonces abre su ordenador e introduce los detalles de la transacción en el formulario de transacción de su “cuenta bancaria” de CES. Esta se transforma en crédito para el vendedor y en débito para usted. Ahora está comprometido a suministrar bienes o servicios a la comunidad por valor de 20 ECOs.

Preguntas y Respuestas

A continuación ofrecemos algunas de las preguntas que con más frecuencia nos plantean sobre el Sistema de Intercambio Comunitario (CES) y nuestro Banco de Intercambio. Si no encuentra las respuestas a sus preguntas aquí, escribanos abancdintercanvi15mcampdeturia@gmail.com


P. ¿Qué implica unirme al Banco de Intercambio 15M Camp de Túria?
El Banco de Intercambio no es ni un club ni una organización sino un nuevo sistema monetario. Te registras para usarlo como una nueva manera de comerciar, sin usar su moneda nacional. Sentirás que eres parte de una comunidad pero esto es porque experimentarás un espíritu diferente entre los usuarios. El Banco de Intercambio se caracteriza por su apertura, amabilidad, honestidad y creación de confianza, lo cual difiere de lo que está acostumbrado a vivir con el “antiguo” sistema de dinero.

P. ¿Cuesta algo unirse al Banco de Intercambio?
Hay muchos sistemas de intercambio CES. Algunos tienen una tasa de suscripción anual en la moneda nacional, otros no. Cuando no hay tasa de suscripción, los costes administrativos se cubren por una pequeña tasa (en la moneda social) que se aplica a cada transacción, en nuestro caso se ha establecido en el 1% de la operación. Las tareas administrativas requieren un ingreso para gestionar y promocionar el CES.

P. ¿Cómo puedo comenzar a comerciar sin nada de dinero en mi cuenta?
En el momento del alta como usuario del Banco de Intercambio, el saldo de la cuenta es cero pero ya se puede empezar a comerciar sin ningún problema. El “dinero” en este sistema tan sólo es un registro en un libro contable o “una anotación de puntos”, no hay necesidad de que haya ninguna cantidad. Si solicitas algún servicio tu situación será de débito (no deuda). Esto significa que tu cuenta tiene un saldo negativo pero a diferencia del dinero convencional no tiene porque pagar intereses por este y no lleva asociado un estigma (a no ser que se dilate en el tiempo y no se reduzca nunca). Su débito simplemente conlleva que debe a la comunidad bienes y servicios por valor de la cuantía de la deuda.

P. ¿Qué es lo que me impide meter pagos en mis cuentas para que yo acumule muchos créditos?
No necesita créditos para comerciar por lo que no tiene sentido. En cualquier caso, sus créditos son las deudas de otros, y estos cuestionarán sus falsas operaciones con ellos. Su saldo, que está a disposición pública, revelará lo que está haciendo. No hay necesidad de engañar al CES ya que puede entrar en débito y devolver los créditos que ha recibido ofreciendo bienes o servicios a otros con posterioridad.

P. ¿Qué ocurre si alguien se aprovecha del sistema y abandona la comunidad sin entregar nada a cambio?
Esto puede ocurrir pero de igual manera alguien que ha dado más de lo que han obtenido puede también abandonar la comunidad. Si alguien se aprovecha del sistema es la comunidad la que asume la carga, no ningún miembro en particular.

P. ¿Qué ocurre si alguien no me paga por un trabajo que le he realizado?
Eso es imposible. Usted, el vendedor, es responsable de introducir o hacer que le introduzcan la información de la transacción y automáticamente recibirá crédito por ello. En el CES el comprador es la parte pasiva.

P. ¿Es esto una mera evasión de impuestos?
¡Definitivamente no! Nuestras razones son honestas. Queremos crear una sociedad más igualitaria donde la riqueza sea distribuida en función de la contribución, no en función de la habilidad para “hacer dinero”. En otros países donde estos sistemas se han desarrollado bastante, el estado ha ignorado también el coladero de impuestos porque esto ahorra al estado el gasto en prestaciones sociales, o se llega a un acuerdo para proporcionar servicios al estado. Nuestro punto de vista es que cuando el CES se haga grande, el estado debería convertirse en un usuario del CES y participar en él con normalidad. De esta manera el estado podría conseguir crédito por sí mismo a través de los servicios que proporciona a todos los miembros y cargar su débito al comprar los servicios de los usuarios de CES.

P. ¿Qué ocurre si alguien saca más del sistema de lo que devuelve?
Antes de ponerse de acuerdo para operar con alguien es conveniente mirar su saldo. Si observa que ha efectuado muchas compras y acumula mucho débito, entonces rechace comerciar hasta que su posición mejore.

P. ¿Qué ocurre si mi servicio se hace popular pero yo no encuentro nada que me interese? ¿De qué me sirve tener un crédito enorme si no lo puedo gastar?
No opere a no ser que esté seguro de que hay algo que puede obtener a cambio. Cuanta más gente se una a la comunidad más probable será que alguien tenga algo que desea. Anime a otros a que se unan. El objetivo de cada usuario debe ser mantener su saldo a cero, es decir si tengo deudas, intentaré trabajar para la comunidad y si acumulo crédito debo pedir servicios a la comunidad.

P. ¿Cuál es el nombre de la moneda y cuál es su valor?
Cada grupo de intercambio tiene su propio nombre de moneda. Un nombre común que se usa en el CES es “ecos”. Un “ecos” (u otro nombre) equivale a una unidad de la moneda nacional (dolar, eruo). Esto se hace simplemente para tener un punto de referencia. Las monedas CES no están vinculadas a las monedas nacionales por lo que se pueden desviar a la larga. Las monedas CES no están sujetas a variaciones por la inflación. Nuestra moneda social tiene el nombre de ECO. En nuestro caso y sin que sirva de paridad 1 hora son 10 euros son 10 ecos.

P. ¿Cómo se valoran los bienes y servicios?
Los usuarios ponen valor a sus propios bienes y servicios, usando una relación de paridad entre la moneda de intercambio y la moneda nacional. La “ley” de la oferta y la demanda es de aplicación aquí, pero en el contexto de un grupo cerrado.

P. ¿Puedo crear mi propio grupo intercambio CES?
Si, hay muchos grupos de intercambio CES en diferentes partes del mundo (más de 350 a principios de 2012), con otros nuevos que se están incorporando todo el tiempo. Si le interesa iniciar uno en su área vaya a la página de registro y rellene el formulario (parte de arriba de la página para registrarse como usuario en un grupo existente, parte de abajo para crear un nuevo grupo).

P. ¿Es posible comerciar entre las diferentes redes de intercambio?
¡Sí! Todos los grupos de intercambio del CES están conectados y el intercambio entre ellos es posible. Las monedas CES son tan versátiles como las monedas nacionales. Esto implica que puedes operar con cualquier participante a nivel nacional o internacional, y tus ofertas son accesibles en todo el mundo. La moneda ganada en una zona puede ser gastada en otra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada